Javier Granados: “El humor es el mejor mecanismo de supervivencia”

octubre 13, 2020

El 15 de octubre inaugura nuestro espacio Exzéntrico con su exposición “Mujeres siempre”

Javier Granados: “El humor es el mejor mecanismo de supervivencia”

 

Con Javier Granados empiezas a hablar y no acabas. Es un artista enjundioso por lo que dice y por cómo lo dice. Vamos, un tipo entusiasta. Y ya lo dijo Goethe, el entusiasmo es el único estado de ánimo capaz de generar acción.

“Mujeres siempre” es el título de la exposición con la que levanta el telón de nuestro espacio EXZéntrico. La cita será el 15 de octubre. Un bombazo de estreno que hará correr ríos de tinta. De esos que van a  dar a la mar, que es el vivir. Cerca de treinta obras pictóricas y escultóricas sobre nosotras las mujeres. Un hombre que nos pone a todas: altas, bajas, gorditas, jóvenes, mayores, actrices, reinas, princesas, en un auténtico pedestal, con un estallido de color, de calor, y de humor que hacen de cada obra una divertida delicia.

 

 

Un elefante de plastilina

Pero empecemos por el principio. ¿Quién es Javier Granados?

Soy veterinario. Sí, de carrera. Me gustaban los animales, claro que sí, pero también modelar, pintar. Ya sabes, estudié porque mis padres me convencieron para que tuviera el porvenir resuelto. Y ejercí, por supuesto que ejercí, en Galicia y en Madrid. Como artista soy autodidacta y compaginaba el trabajo con mi afición. Exponía en bares, en sitios pequeños…

Pero llegó el paro y mandó parar. Un contrato que no se renueva y la gran oportunidad de su vida: despedirse de un trabajo reglado, de los de nómina y jefes por un tubo y dar la bienvenida a la autonomía de ser artista.

Claro que lo de ser artista le venía de lejos.  Dice que siempre cuenta la misma anécdota, pero es que la anécdota tiene miga. Más bien plastilina. “Empecé mi vida artística con plastilina. Siempre iba con mi caja de zapatos llena de figuritas. Un día llevé a clase un elefante hecho con mis manos. El profesor puso en tela de juicio que yo fuera el autor y al día siguiente me encontré con un bloque de plastilina en mi mesa para que hiciera otro elefante allí mismo. Lo hice y quedó convencido. Entonces sólo tenía seis años”.

“He tenido referentes muy fuertes en mi vida: mi madre, mi abuela, mi tía, mis hermanas. Ellas estaban en la sombra, pero lo manejaban todo”.

Su estilo es “pop”, aunque tiene un halo “naif”. Le pregunto si tiene algo que ver con Peter Pan y me dice que sí, que tiene un poco de “peterpanismo”   _ya saben, ese síndrome del que no quiere crecer, llegar a adulto, que, visto lo visto, sería hoy en día hasta justificado_, que le gustan los colores vivos y los contrastes de luces y sombras.

 

Mujeres

Lo de los colores vivos parece que es propio de manchegos. Javier Granados es de Ciudad Real y siempre le ha gustado el cine de su paisano Pedro Almodóvar. “Sus películas son como secuencias de cuadros; son composiciones pictóricas”.

Mujeres siempre” es el título de la muestra con la que se levanta el telón de nuestro espacio EXZéntrico.

Pero, ¿cómo es tu obra?

Es “pop”, con apariencia “naif”, pero esconde mucho humor negro e ironía. Porque para mí el humor es el mejor mecanismo de supervivencia. ¿Qué por qué siempre son mujeres? Porque he tenido referentes muy fuertes en mi vida: mi madre, mi abuela, mi tía, mis hermanas. Ellas estaban en la sombra, pero lo manejaban todo y hacían que fueran los hombres los que se pusieran las medallas.

Y entonces ha llegado Javier para sacarlas a la luz y empaparlas de colorido. Pero, ¿qué tenemos nosotras que no tengan ellos?

 

El cerebro femenino

La psicología femenina me parece mucho más compleja. Nosotros solemos ser más simples.

No damos muchas vueltas a las cosas y así nos va. Pero huyendo de generalizaciones, reivindico ante todo la igualdad de derechos y la diversidad. Como seres humanos somos todos muy diferentes y hacer solamente dos bloques, uno de hombres y otro de mujeres, sería demasiado simplista.

Cerca de treinta obras pictóricas y escultóricas, donde las mujeres somos las protagonistas.

Si nos fijamos en su obra, nos llama la atención que sus mujeres estén en las antípodas de las modelos al uso. “Las hago maternales, gorditas, que para mí es un valor de acogedoras, de aceptar su cuerpo tal y como es.  Con mi trabajo lo que pretendo de alguna manera es reivindicar la diversidad de cuerpos y la libertad”.

Dice que de su familia no ha tomado ningún modelo. Que se inspira en las señoras que ve por la calle, sentadas en los bancos o en las fotos que le mandan sus amigos. Nunca en nadie en concreto, pero todas están tomadas de la realidad.

 

La primera vez en Sevilla

La pandemia, que también es una mujer, está presente en su obra y en la que traerá a Sevilla. En concreto, la escultura colgada “Vecinas pandémicas”, señoras metidas en una jaula dentro de su casa. La muestra que veremos en EXZéntrico  es una versión reducida de “Mujeres con historia”, exhibida en la Universidad de Alcalá de Henares. Reinas, princesas, actrices y mujeres anónimas conviven haciéndole un guiño a la solemnidad y haciéndolas cercanas y entrañables. Habrá esculturas colgadas, erigidas en discos de vinilo, esculturas en tres dimensiones y su obra pictórica. Es la primera vez que expone en Sevilla, donde no vuelve desde que vino en el viaje de estudios de COU.  Dice que le gustan los lunes, pero no al sol, sino para trabajar, porque “mi trabajo no es trabajo”. ¿Lo ven?  ¿A que Javier Granados es un tipo de interés?

Es la primera vez que Javier Granados expone en Sevilla.

 

 

Espacio EXZéntrico

 

 

advanced divider

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entradas relacionadas