“Los tentadores” de Espacio EXZéntrico

4 de marzo de 2021

“Los tentadores”

Por Espacio EXZéntrico

 

En nuestro muro de las tentaciones contamos con las obras de cinco pintores, otros tantos fotógrafos y una ceramista. Hay nombres muy conocidos del panorama artístico y otros que han empezado a despuntar hace poco. Veteranos y noveles, llenos de entusiasmo, así son “los tentadores” de nuestro muro.

 

 

Pintores

 

Pedro Simón

“Una rebelión del silencio”, así se define y así define su obra el consagrado artista Pedro Simón. Sus inicios en la pintura fueron por vocación y, aunque comenzó a estudiar Medicina y luego Derecho, la carrera de Bellas Artes fue finalmente la elegida. Fumador de pipa, nos va a tentar con su obra “I Don’t Know if I Can”, un lienzo políptico, y unos monotipos, todos de la serie “Pipe Smoke”,  “Humo de pipa”.

“El humo para mí representa la libertad, y el viento, las pasiones humanas. El humo es lo más libre que existe y conecta con las tentaciones, ya que las pasiones nos tientan”.

 

 

María Bejarano

Estudió en Sevilla la carrera de Bellas Artes, en la especialidad de pintura, y completó sus estudios en escuelas de Reino Unido y Florencia.  En la actualidad, continúa formándose en facetas nuevas como el mundo digital y la cerámica, porque esta búsqueda es parte de su obra.

La adaptación de técnicas antiguas a soportes poco convencionales, como el metacrilato o el aluminio, es una característica de su producción.

Las obras que trae al muro son de la serie “Say Cheese”.  “Collages” de distintas matrices digitales y analógicas, cuya edición se realiza mediante impresión HD en aluminio “Di bond”.

 

 

Javier Granados

Veterinario, amante de los animales, pero también de modelar y pintar, estudió una carrera porque sus padres lo convencieron para que tuviera el porvenir resuelto. Ejerció su profesión hasta que un contrato no renovado le permitió vivir de su obra pictórica y plástica.

Javier Granados inauguró el pasado 15 de octubre nuestro Espacio Exzéntrico con su obra “Mujeres siempre”. Su estilo, como nos lo definió, es “pop”, con apariencia “naif”, pero esconde mucho humor negro e ironía. “Porque para mí el humor es el mejor mecanismo de supervivencia”. Y con su humor nos va a seguir tentando ahora.

 

 

Javier Fernández -Calvo

Graduado en la Escuela de Arte de Sevilla, su obra abarca técnicas muy distintas: acuarela, acrílico, óleo, guache y “collage”.  “No sigo una misma temática y a veces mezclo dichas técnicas entre sí buscando un resultado diferente que evoque sensaciones, con el denominador común de la composición entre la forma y el color”.

Para nuestro muro, nos tentará con una serie realizada con técnica de ilustración digital.

 

 

Ángela Jiménez -Orta

A esta joven artista, que estudió Bellas Artes, le encanta experimentar nuevas técnicas y soportes. Los más representativos son las cabezas de animales que, una vez tratadas para que queden limpias, las pinta con la técnica del puntillismo.  “Me gusta hacerles estampados étnicos y de color y así se le da una segunda vida”.

Pero también pinta cuadros con acrílico, acuarelas y últimamente piezas de decoración con dibujos propios para darle un toque especial a cada rincón.  Viene a nuestro muro dispuesta a tentarnos con su variada producción.

 

 

Ceramista

 

Ana Trancoso

Historiadora del arte, con un máster en gestión cultural y de industrias creativas, especializada en comunicación, Ana Troncoso trae a nuestro muro sus piezas de cerámica. “Sigo distintos procedimientos, tanto en torno como modelado y recurriendo a diversos tipos de esmaltado. El blanco está muy presente en mi obra, así como las formas geométricas, orgánicas y ondulantes”.

Las obras que nos presenta están realizadas en colaboración con una amiga ilustradora. Ella las diseña y Ana las lleva a la cerámica, con un claro mensaje de sororidad.

 

 

Fotógrafos

 

Nicolás Haro

Es un autodidacta que se inició en la fotografía en el Reino Unido y que durante dos años trabajó como ayudante del fotógrafo David Tack. A su regreso a España, emprendió proyectos personales, tanto en Sevilla, como viajando por diversos países, tras trabajar en la fotografía comercial en revistas de arquitectura e interiorismo.

Utiliza tanto el color como el blanco y negro, nunca en la misma imagen.  “En mi opinión, el color y el blanco y negro se complementan bien si no se mezclan, son las dos caras de una misma moneda y ambas nutren el lenguaje fotográfico”.

Las imágenes que trae a nuestra galería corresponden a la serie de fotografías urbanas “No Face”, en las que utiliza texturas fuertes y colores muy saturados.

 

 

José Antonio Zamora

Un autodidacta al que desde chico le interesó la fotografía. Así se define José Antonio Zamora, que ha aprendido y fotografiado con estrellas del oficio como Cristina García Rodero o Ken Hass. “Pero hay dos fotógrafos que influyeron decisivamente en mi trayectoria: José Antonio Viloria y Enrique Taviel de Andrade”.

Este todoterreno de la fotografía, que ha tocado todo los palos del oficio, dice que tienes que tener la foto ya resuelta en la mente ante de apretar el botón.

Seguro que caemos en la tentación de llevarnos a casa sus fotos en blanco y negro de Sevilla; las de color del Valle de la Luna, en el desierto de Atacama en Chile, o la de un amanecer en Masai Mara (Kenia). O quizás, en formato grande, la romería del Rocío y otra de la floración de los cerezos en el Valle del Jerte.

 

 

Falique Moreno

Estudió Geografía e Historia y lo que empezó como una afición se convirtió en su profesión. Claro que previamente había aprendido las técnicas del oficio con Miguel Oriola, Javier Valhonrat y Oscar Molina.

“Cuando miro, suelo ver la foto en mi cabeza antes de disparar. Es como ir saboreándola desde antes de pulsar el obturador”.

Pero ahora nos toca a nosotros saborear sus obras.  “La primera foto que traigo a Espacio Exzéntrico es de “Lagartijo flor de un día”, un burro tordo con muy malas pulgas, al que puse bajo un portón buscando la luz que quería. La segunda podríamos llamarla “Amor burro” y la última es un paisaje, un derribo industrial que había junto al río. Lo veía a diario, hasta que un día hice la foto que tenía en la cabeza”.

 

 

Ana de la Serna

Se considera una persona sensible en muchos sentidos; curiosa, romántica, aventurera y soñadora. Ana de la Serna recibió su primer curso de Fotografía en el colegio interno Linden Hall, en Pensilvania, Estados Unidos. Un año después y durante cerca de cinco, estudió la carrera de Fotografía en The University of Miami. Su técnica es analógica y digital y a veces colorea parte de las imágenes en blanco y negro.

“Me siento especialmente atraída por escenas intemporales, costumbristas y nostálgicas”.  En el muro de las tentaciones, nos esperan unas originales e impactantes fotos, tomadas en el Teatro Central de Lima.

 

 

Inma Puchal

Cuando tenía doce años, su padre le compró en Ceuta una cámara de fotos Reflex, el modelo Praktica.  Ese fue el comienzo de un oficio en el que lleva ya un chaparrón de años. Inma Puchal, directora de Espacio Exzéntrico, también nos va a tentar con su obra en nuestro sugerente muro.

Estudió Bellas Artes, la rama de Diseño y Fotografía en Sevilla, y se fue abriendo camino con paso firme hasta llegar a consolidarse y ser una de las fotógrafas más cotizadas. “La fotografía es el dominio de la luz; es capturar un instante, sea de un rostro, de una textura, de un paisaje y que quede paralizado para la eternidad. Y una foto buena es la que al verla se te queda grabada en la retina para siempre”.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entradas relacionadas